pan de avena
pan de avena

Pan de avena casero

Esta es una receta de pan de avena casero hecho con harina de avena que se mezcla con otros ingredientes como harina integral, semillas y líquidos, y luego es horneado. Es un pan saludable y nutritivo que es rico en fibra y proteínas. El sabor es suave y ligeramente dulce, y la textura es densa y húmeda debido a la avena. Puede ser disfrutado solo o con una variedad de ingredientes, y es una excelente opción para el desayuno o la merienda.


Pan de avena casero

Pan de avena casero

El pan de avena casero es un pan saludable hecho con harina de avena y otros ingredientes como semillas y líquidos. Es rico en fibra y proteínas, tiene un sabor suave y ligeramente dulce, y una textura densa y húmeda debido a la avena. Es perfecto para el desayuno o la merienda.

Curso RecetaCocina DesayunoDificultad Fácil
Cantidad

4

Porciones
Prep time

20

minutos
Cooking time

45

minutos
Calories

200

kcal

Ingredientes

  • 1 Taza Harina de avena

  • 1 Taza Harina integral

  • 1/2 Taza Harina común

  • 1/4 Taza Avena en hojuelas

  • 1/4 Taza Semillas de girasol

  • 2 Cucharadas Polvo de hornear

  • 1 Cucharadita Bicarbonato de sodio

  • 1/2 1/2 cucharadita de sal

  • 1/4 Taza Aceite de coco derretido

  • 2 Und Huevos grandes

  • 1 Taza Almendras

  • 1/4 Taza Miel

  • 1 Cucharada Vinagre de manzana

Instrucciones

  • Precalienta el horno a 180°C. Engrasa un molde para pan y reserva.
  • En un tazón grande, mezcla la harina de avena, la harina integral, la harina común, la avena en hojuelas, las semillas de girasol, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la sal.
  • En otro tazón, bate el aceite de coco derretido, los huevos, la leche de almendras, la miel y el vinagre de manzana.
  • Agrega los ingredientes líquidos a los secos y mezcla bien hasta que se integren completamente.
  • Vierte la mezcla en el molde para pan engrasado y hornea durante unos 45-50 minutos, o hasta que un palillo salga limpio al insertarlo en el centro del pan.
  • Una vez listo, saca el pan del horno y déjalo enfriar en el molde durante unos 5 minutos antes de sacarlo y dejarlo enfriar completamente sobre una rejilla.
  • Una vez enfriado, corta en rebanadas y disfruta.

Notas

  • La cantidad de calorías en el pan de avena casero dependerá de la receta específica que se utilice, así como del tamaño de la porción. Sin embargo, en general, una porción típica de pan de avena casero (aproximadamente una rebanada de pan de tamaño medio) puede tener alrededor de 150-200 calorías. Esto puede variar dependiendo de los ingredientes utilizados y las adiciones opcionales.
Pan de avena
Pan de avena casero

Consejos prácticos:

  1. Mezcle bien los ingredientes: asegúrese de mezclar bien todos los ingredientes secos antes de agregar los líquidos para garantizar que se distribuyan uniformemente en la masa.
  2. Deje reposar la masa: después de mezclar todos los ingredientes, deje reposar la masa durante unos minutos antes de ponerla en el horno. Esto permitirá que los ingredientes se integren y la masa se asiente.
  3. Ajuste los líquidos: la cantidad de líquidos necesarios para hacer la masa puede variar según la consistencia de la harina de avena y otros ingredientes. Añada más líquidos o harina si es necesario para obtener una consistencia adecuada.
  4. Hornee a temperatura adecuada: hornee el pan a una temperatura adecuada de 180°C y controle el tiempo de cocción para evitar que se queme.
  5. Deje enfriar antes de cortar: deje que el pan se enfríe completamente antes de cortarlo para obtener rebanadas limpias y uniformes.
  6. Almacenamiento adecuado: guarde el pan de avena casero en un recipiente hermético o bolsa de pan para mantenerlo fresco y húmedo durante más tiempo. También puede congelarlo en porciones individuales para su uso posterior.

El pan de avena casero y los beneficios para la salud

  1. Rico en fibra: la avena es una excelente fuente de fibra, que ayuda a mantener el sistema digestivo saludable y promueve la saciedad.
  2. Bajo en grasas saturadas: al hacer el pan de avena casero, se puede usar aceite de coco o aceite de oliva en lugar de grasas saturadas como la mantequilla, lo que lo hace más saludable para el corazón.
  3. Fuente de proteínas: la avena y la harina integral son buenas fuentes de proteínas vegetales, lo que ayuda a mantener los músculos fuertes.
  4. Bajo índice glucémico: la avena tiene un bajo índice glucémico, lo que significa que no eleva los niveles de azúcar en la sangre de manera significativa, lo que lo hace ideal para personas con diabetes.
  5. Vitaminas y minerales: el pan de avena casero también puede ser una buena fuente de vitaminas y minerales, dependiendo de los ingredientes utilizados. Por ejemplo, la avena es rica en hierro, zinc y vitamina B6.

En resumen, esta receta puede ser una opción saludable y nutritiva para el pan convencional, siempre y cuando se haga con ingredientes saludables y se consuma con moderación.

Quiza te pued gustar: Raviolis de queso y espinaca

Credito imagenes: Freepik