crema de champinones
crema de champinones

Crema de champiñones

Esta receta de crema de champiñones es una deliciosa y reconfortante sopa hecha con champiñones frescos, cebolla, ajo y caldo. Su textura suave y cremosa la convierte en el complemento perfecto para una comida reconfortante. Con su sabor terroso y delicado, esta crema es fácil de preparar y seguramente satisfará a los amantes de los champiñones.


Receta de Crema de champiñones

Receta de Crema de champiñones

Una tentadora salsa de champiñones, llena de sabor y textura cremosa, que realza cualquier plato con su irresistible encanto. Seguro te encantarpa!

Curso RecetaCocina SopasDificultad Fácil
Cantidad

4

Porciones
Preparación

15

minutos
Cocción

30

minutos
Calorias

200

kcal

Ingredientes

  • 500 gramos de Champiñones frescos, limpios y en rodajas

  • 2 cucharadas de Mantequilla

  • 1 unidad de Cebolla mediana, picada finamente

  • 2 dientes de Ajo, picados

  • 4 tazas de Caldo de pollo o vegetales

  • 1 taza de Crema de leche

  • 2 cucharadas de Harina

  • Sal y pimienta al gusto

  • Opcional: perejil fresco picado para decorar

Instrucciones

  • En una olla grande, derrite la mantequilla a fuego medio. Agrega la cebolla picada y el ajo, y cocínalos hasta que estén tiernos y translúcidos.
  • Añade los champiñones en rodajas a la olla y cocina hasta que estén dorados y hayan liberado su líquido, aproximadamente de 5 a 7 minutos.
  • Espolvorea la harina sobre los champiñones y mezcla bien para que se integre. Cocina durante unos minutos para cocinar la harina.
  • Vierte el caldo de pollo o vegetales en la olla, poco a poco, mientras revuelves constantemente para evitar la formación de grumos. Asegúrate de incorporar bien los ingredientes.
  • Reduce el fuego a medio-bajo y cocina la mezcla durante unos 15-20 minutos, permitiendo que los sabores se mezclen y los champiñones se ablanden.
  • Retira la olla del fuego y deja que la mezcla se enfríe un poco antes de transferirla a una licuadora o utilizar una batidora de mano para triturar los ingredientes hasta obtener una textura suave y cremosa.
  • Vuelve a transferir la mezcla a la olla y vuelve a calentar a fuego medio. Agrega la crema de leche y mezcla bien. Cocina durante unos minutos adicionales hasta que la crema esté bien caliente, pero evita que hierva.
  • Sazona con sal y pimienta al gusto, ajustando las cantidades según tus preferencias personales.
  • Sirve la crema de champiñones caliente en tazones individuales. Si lo deseas, decora con un poco de perejil fresco picado antes de servir.

Notas

  • Elige champiñones frescos y de buena calidad para obtener el mejor sabor y textura en tu crema.
  • Limpia los champiñones antes de cortarlos para eliminar cualquier suciedad. Puedes utilizar un paño húmedo o un cepillo suave para limpiar suavemente la superficie de los champiñones.
  • Si quieres una textura más suave en tu crema, puedes reservar unos pocos champiñones cocidos y picarlos finamente para agregar al final como un toque de textura adicional.
  • Puedes utilizar caldo de pollo o caldo de verduras según tus preferencias personales. Ambos funcionan bien en la crema de champiñones y le brindarán un sabor sabroso.
  • Si deseas agregar un poco de profundidad de sabor, puedes incorporar hierbas frescas como tomillo, romero o perejil durante el proceso de cocción.
  • Asegúrate de sazonar la crema con sal y pimienta al gusto. Prueba la crema y ajusta los condimentos según tus preferencias.
  • Si deseas una crema aún más cremosa, puedes agregar un poco de crema espesa o nata al final del proceso de cocción.
  • Puedes servir la crema de champiñones como plato principal acompañada de pan crujiente o como una entrada elegante antes de un plato principal.

Información nutricional

  • Calorias 200kcal
  • Carbohidratos 15g
  • Proteina: 6g
  • Grasas 15g
  • Grasa Saturada: 7g
  • Cholesterol: 40mg
  • Sodium: 450mg
  • Fibra 3g
  • Azucar: 3g
Crema de champiñones

Beneficios para la salud al comer crema de champiñones

La crema de champiñones, en general, puede proporcionar varios beneficios para la salud debido a los ingredientes utilizados en su preparación. A continuación, se mencionan algunos posibles beneficios:

  1. Nutrición: Los champiñones son una excelente fuente de nutrientes, como vitaminas del complejo B, vitamina D, hierro, potasio y fibra. Estos nutrientes pueden contribuir a una dieta equilibrada y promover el bienestar general.
  2. Antioxidantes: Los champiñones contienen antioxidantes, como la vitamina C y los polifenoles, que ayudan a combatir el estrés oxidativo y proteger el cuerpo contra los radicales libres, lo que puede tener efectos positivos en la salud celular y el sistema inmunológico.
  3. Control de peso: La crema de champiñones puede ser una opción baja en calorías y grasas si se utiliza crema de leche o nata en cantidades moderadas. Además, la fibra presente en los champiñones puede ayudar a aumentar la sensación de saciedad y controlar el apetito.
  4. Digestión saludable: Los champiñones son una buena fuente de fibra dietética, que es esencial para una digestión saludable. La fibra ayuda a promover la regularidad intestinal y puede beneficiar la salud del sistema digestivo en general.
  5. Apoyo inmunológico: Los champiñones contienen compuestos bioactivos que se ha demostrado que tienen propiedades inmunomoduladoras y estimulantes del sistema inmunológico. Esto puede ayudar a fortalecer las defensas del organismo contra enfermedades y promover una respuesta inmunológica saludable.

Es importante destacar que estos beneficios se refieren principalmente a los ingredientes utilizados en la crema de champiñones y no a otros ingredientes adicionales que puedan agregarse en la receta. Además, cada persona es única y puede experimentar beneficios de manera individual. Si tienes alguna preocupación de salud específica, te recomendaría consultar a un profesional de la salud o un dietista para obtener asesoramiento personalizado.

Historia de la crema con champiñones

La crema de champiñones es una sopa cremosa y reconfortante que se ha convertido en un plato popular en muchas partes del mundo. Su historia está ligada al champiñón, un hongo comestible ampliamente cultivado y utilizado en la cocina desde tiempos antiguos.

Los champiñones han sido apreciados por su sabor y textura durante siglos en diversas culturas culinarias. Sin embargo, la crema de champiñones en su forma moderna probablemente se originó en la cocina europea, donde el consumo de sopas cremosas se popularizó durante la Edad Media.

El uso de champiñones en sopas y guisos era común en Europa, y la crema de champiñones puede haber evolucionado como una variación de estas recetas tradicionales. La combinación de champiñones frescos, cebolla, ajo y caldo, cocidos y luego mezclados con crema, le da a esta sopa su textura suave y su sabor rico y reconfortante.

La crema de champiñones se popularizó aún más en el siglo XX con la creciente disponibilidad de champiñones cultivados comercialmente y la creciente demanda de alimentos reconfortantes y fáciles de preparar. Se convirtió en un plato común en muchos hogares y restaurantes, y su popularidad se extendió más allá de Europa a América del Norte y otras partes del mundo.

Hoy en día, la crema de champiñones es un plato versátil que se puede encontrar en menús de restaurantes de todo tipo, desde establecimientos de comida rápida hasta restaurantes de alta cocina. Además, muchas personas disfrutan de hacer crema de champiñones en casa debido a su simplicidad y su capacidad para adaptarse a una variedad de preferencias dietéticas y gustos personales.

Quiza te pueda gustar: Crema de calabaza

Creditos imagenes: Frepik