Pozole
Pozole

Pozole Rojo: Receta Tradicional Mexicana para Noches Calientes

0.0 de 0 Vote

Descubre el auténtico sabor de la cultura azteca con nuestra receta paso a paso de Pozole Rojo Mexicano. Sumérgete en la riqueza de la cocina mexicana mientras te guiamos a través de la preparación de este plato icónico, lleno de sabores vibrantes y tradición culinaria. Desde la selección de ingredientes frescos hasta los consejos de preparación, nuestra guía te llevará en un viaje gastronómico inolvidable, perfecto para cualquier ocasión. ¡Prepárate para deleitar a tus sentidos y compartir momentos inolvidables alrededor de la mesa con esta deliciosa receta.

    Pozole Rojo Mexicano

    Pozole Rojo Mexicano

    Prepara un delicioso pozole rojo mexicano con esta receta fácil y auténtica. Descubre cómo hacer este plato tradicional con carne de cerdo tierna, maíz pozolero y una sabrosa salsa roja. Sigue paso a paso nuestras instrucciones y disfruta de un festín lleno de sabor y tradición en tu propia cocina

    Curso recetaCocina SopasDificultad Fácil
    Cantidad

    6

    Porciones
    Preparación

    20

    minutos
    Cocción

    1

    hour 

    30

    minutos
    Calorias

    350

    kcal
    Tiempo total

    1

    hour 

    50

    minutos

    Ingredientes

    • 500 gramos de carne de cerdo (preferiblemente carne de cerdo para pozole)

    • 2 tazas de maíz pozolero (maíz cacahuazintle) previamente remojado durante la noche

    • 1 cebolla blanca grande, cortada en cuartos

    • 4 dientes de ajo, pelados

    • Sal al gusto

    • Agua suficiente para cubrir los ingredientes en la olla

    • Hojas de laurel (opcional)

    • 2 cucharadas de aceite vegetal

    • Para la salsa
    • 4 chiles guajillos

    • 2 chiles anchos

    • 2 chiles pasilla

    • 2 tomates rojos medianos

    • 1/2 cebolla blanca

    • 2 dientes de ajo

    • 1 cucharadita de orégano seco

    • Sal al gusto

    • Pimienta negra al gusto

    • 1/2 cucharadita de comino molido (opcional)

    • 1/2 cucharadita de mejorana seca (opcional)

    • Para servir
    • Rodajas de limón

    • Rábanos rebanados

    • Aguacate en rebanadas

    • Hojas de lechuga finamente cortadas

    • Cilantro fresco picado

    • Cebolla blanca picada

    • Chile serrano picado (opcional)

    • Tortillas de maíz tostadas o totopos

    Instrucciones

    • En una olla grande, coloca la carne de cerdo junto con la cebolla, los ajos y las hojas de laurel. Cubre con agua y agrega sal al gusto. Cocina a fuego medio durante aproximadamente 1 hora o hasta que la carne esté tierna y se pueda desmenuzar fácilmente. Añade más agua si es necesario para mantener la carne cubierta.
    • Mientras la carne se cocina, prepara la salsa. En una sartén caliente y sin aceite, tuesta los chiles guajillos, anchos y pasilla durante unos minutos, cuidando de no quemarlos. Luego, retira las semillas y los tallos de los chiles y ponlos en remojo en agua caliente durante unos 15-20 minutos para que se ablanden.
    • En una licuadora, coloca los chiles hidratados y sin semillas, los tomates, la cebolla, los ajos, el orégano, la sal, la pimienta, el comino y la mejorana. Agrega un poco del agua de remojo de los chiles y licúa todo hasta obtener una salsa suave y homogénea.
    • Calienta el aceite en una sartén grande a fuego medio-alto y vierte la salsa. Cocina la salsa durante unos 10-15 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que espese y se intensifique su sabor. Rectifica la sazón con sal y pimienta si es necesario.
    • Cuando la carne esté lista, retira los trozos de cerdo de la olla y desmenúzalos. Regresa la carne desmenuzada a la olla y agrega el maíz pozolero escurrido. Cocina a fuego medio durante unos 30 minutos más o hasta que el maíz esté tierno.
    • Para servir, coloca el pozole en platos hondos y acompaña con rodajas de limón, rábanos, aguacate, lechuga, cilantro, cebolla y chile serrano al gusto. Sirve con tortillas de maíz tostadas o totopos.

    Notas

    • Compra maíz pozolero de calidad: Elige maíz pozolero de buena calidad y remójalo adecuadamente durante la noche para que se cocine de manera uniforme y quede tierno.
    • Selecciona carne de cerdo adecuada: Opta por cortes de carne de cerdo adecuados para el pozole, como el lomo o el hueso de espaldilla, que se cocinan bien y añaden sabor al caldo.
    • Tuesta los chiles correctamente: Tuesta los chiles en una sartén caliente sin aceite durante unos minutos para resaltar su sabor y aroma antes de hidratarlos.
    • Controla la cantidad de picante: Si prefieres un pozole menos picante, puedes desvenar los chiles antes de hidratarlos o reducir la cantidad de chiles utilizados en la salsa
    • Añade jugo de limón al servir: Exprime un poco de jugo de limón sobre el pozole justo antes de servirlo para realzar los sabores y darle un toque refrescante.
    • Sirve con una variedad de acompañamientos: Ofrece una variedad de acompañamientos tradicionales como rábanos, aguacate, cilantro, cebolla picada y tortillas de maíz tostadas para que cada comensal pueda personalizar su plato según su gusto.

    Información nutricional

    • Calorias 350kcal
    • Carbohidratos 30g
    • Proteina: 20g
    • Grasas 15g
    • Grasa Saturada: 4g
    • Trans Fat: 0g
    • Cholesterol: 60mg
    • Sodium: 800mg
    • Fibra 5g
    • Azucar: 5g
    Ingredientes para preparar Pozole
    Ingredientes para preparar Pozole

    Pozole Mexicano Rojo y los beneficios para la salud

    La receta de pozole rojo mexicano ofrece varios beneficios para la salud debido a sus ingredientes naturales y equilibrados:

    1. Alto contenido de proteínas: La carne de cerdo y el maíz pozolero son fuentes importantes de proteínas, que son esenciales para la reparación y el crecimiento de los tejidos en el cuerpo humano.
    2. Rico en fibra: El maíz pozolero y los vegetales como el tomate, la cebolla y el ajo proporcionan fibra dietética, que promueve la salud digestiva y ayuda a prevenir el estreñimiento.
    3. Fuente de vitaminas y minerales: Esta receta incluye una variedad de ingredientes ricos en vitaminas y minerales, como vitamina C, vitamina A, hierro y potasio, que son importantes para el funcionamiento óptimo del cuerpo y el sistema inmunológico.
    4. Bajo contenido de grasas saturadas: Al utilizar cortes magros de carne de cerdo y evitar el exceso de grasas añadidas, esta receta puede ser una opción más saludable para aquellos que buscan reducir la ingesta de grasas saturadas.
    5. Libre de lácteos, gluten y azúcares añadidos: Esta receta es adecuada para personas con intolerancias alimentarias o sensibilidades, ya que no contiene lácteos ni gluten, y se puede preparar sin añadir azúcares procesados.
    6. Control de sodio: Aunque se utiliza sal en la receta, puedes controlar la cantidad de sodio agregado según tus preferencias personales, lo que es beneficioso para aquellos que necesitan limitar su ingesta de sodio por razones de salud.
    7. Versatilidad y personalización: Esta receta ofrece la oportunidad de incorporar una variedad de vegetales y hierbas frescas como acompañamientos, lo que permite una mayor diversidad nutricional y la posibilidad de adaptarla a las preferencias individuales.

    En resumen, el pozole rojo mexicano no solo es delicioso, sino que también puede ser una opción saludable y equilibrada cuando se prepara con ingredientes frescos y se controla la cantidad de grasas y sodio añadidos.

    Pozole
    Pozole

    Historia del Pozole Mexicano Rojo

    La historia del pozole es rica y arraigada en la cultura mexicana, con raíces que se remontan a tiempos precolombinos. Aunque la historia exacta puede variar según la región y las tradiciones locales, hay algunas narrativas comunes que rodean este plato emblemático.

    Se cree que el pozole era un alimento sagrado para los antiguos mexicanos, utilizado en ceremonias religiosas y rituales importantes, como celebraciones de la cosecha y sacrificios. Los aztecas, en particular, tenían una fuerte conexión con el pozole y lo consideraban un plato de gran valor simbólico y nutricional.

    Cultura Azteca gastronómica
    Cultura Azteca gastronómica

    El pozole originalmente se preparaba con maíz cacahuazintle, una variedad de maíz de grano grande y duro. Los granos de maíz se cocinaban en una solución alcalina, conocida como nixtamalización, que les daba un sabor único y facilitaba su digestión. Posteriormente, se cocinaban con carne de cerdo o pollo y se sazonaban con hierbas y especias.

    Con la llegada de los españoles y la colonización de México, el pozole experimentó cambios significativos en su preparación y ingredientes. Se introdujeron nuevas carnes como el cerdo, así como ingredientes europeos como la cebolla, el ajo y el orégano. Esto condujo a la evolución del pozole hacia la receta que conocemos hoy en día, con diferentes variantes regionales en todo México.

    Hoy en día, el pozole sigue siendo una parte fundamental de la gastronomía mexicana y es disfrutado en ocasiones especiales, fiestas y reuniones familiares en todo el país. Es un símbolo de identidad cultural y una celebración de la rica historia y diversidad culinaria de México.

    Pozole Receta
    Pozole Receta

    Quizá te pueda gustar: Carne Boloñesa Original 

    Credito imagenes: Freepik