mermelada de uva
mermelada de uva

Mermelada de Uva

Esta exquisita receta de mermelada de uva se prepara con uvas frescas, azúcar, limón y un toque de especias. Disfruta de su sabor natural y suave textura en tus tostadas, postres o como acompañamiento de quesos. ¡Una opción perfecta para endulzar tus momentos especiales!


Receta de Mermelada de uva

Receta de Mermelada de uva

Descubre cómo hacer una deliciosa y saludable mermelada de uva casera con esta receta elaborada paso a paso. Consejos útiles, valor nutricional y opciones personalizadas sin conservantes o azúcar.

Curso RecetaCocina SalsasDificultad Fácil
Cantidad

6

Tazas
Preparación

30

minutos
Cocción

1

hour 
Calorias

280

kcal

Ingredientes

  • 2 kg de uvas (puedes usar cualquier variedad de uva que prefieras)

  • 1 kg de azúcar

  • Zumo de 2 limones

  • 1 cucharadita de pectina en polvo (opcional, se utiliza como espesante)

Instrucciones

  • Lava bien las uvas y retira los racimos de los tallos. Colócalas en una olla grande y machácalas suavemente con un machacador de patatas o un tenedor para liberar los jugos.
  • Pon la olla a fuego medio-alto y lleva las uvas a ebullición. Reduce el fuego a medio-bajo y cocínalas durante unos 15-20 minutos, removiendo ocasionalmente. Esto permitirá que las uvas se ablanden y suelten más líquido.
  • Retira la olla del fuego y, utilizando un pasapurés o una batidora de mano, procesa las uvas hasta obtener una mezcla suave. Si prefieres una mermelada con trozos de uva, puedes omitir este paso.
  • Vuelve a poner la olla en el fuego a fuego medio y agrega el azúcar y el zumo de limón. Mezcla bien para asegurarte de que el azúcar se disuelva por completo.
  • Si deseas una mermelada más espesa, puedes agregar la pectina en polvo en este momento. Sigue las instrucciones del fabricante para la cantidad adecuada según la cantidad de frutas utilizadas.
  • Cocina la mezcla a fuego medio-bajo durante aproximadamente 45-60 minutos, revolviendo con frecuencia para evitar que se pegue en el fondo de la olla. A medida que la mermelada se cocina, se espesará y adquirirá una consistencia pegajosa.
  • Mientras la mermelada se cocina, esteriliza los frascos de vidrio sumergiéndolos en agua hirviendo durante unos minutos. Luego, sécalos bien.
  • Cuando la mermelada haya alcanzado la consistencia deseada, retira la olla del fuego y permite que se enfríe durante unos minutos.
  • Vierte la mermelada caliente en los frascos esterilizados, dejando un pequeño espacio en la parte superior. Sella los frascos con las tapas herméticas y colócalos boca abajo durante unos minutos para ayudar en el proceso de sellado.
  • Finalmente, voltea los frascos y déjalos enfriar completamente a temperatura ambiente. A medida que la mermelada se enfría, la tapa debe hacer un “clic” indicando que se ha sellado correctamente.

Notas

  • Elige uvas maduras y de buena calidad. Asegúrate de que estén frescas y libres de imperfecciones.
  • Si prefieres una mermelada con una consistencia suave y sin trozos de uva, puedes utilizar una licuadora o una batidora de mano para procesar las uvas después de cocinarlas. Si te gustan los trozos de uva en tu mermelada, simplemente machácalas suavemente durante la cocción.
  • Si quieres una mermelada más espesa, puedes agregar pectina en polvo. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante y agregarla en el momento adecuado, generalmente cuando añades el azúcar.
  • Revuelve la mermelada regularmente mientras se cocina para evitar que se pegue en el fondo de la olla y se queme.
  • Realiza la prueba del plato frío para verificar la consistencia de la mermelada. Coloca un poco de mermelada caliente en un plato frío y deja que se enfríe por unos segundos. Si la mermelada se arruga al pasar el dedo por el medio, está lista. Si aún está muy líquida, continúa cocinando y prueba nuevamente después de unos minutos.
  • Si deseas conservar la mermelada durante un período más largo, asegúrate de esterilizar bien los frascos antes de envasarla. Esto ayudará a evitar la formación de bacterias y prolongará la vida útil de la mermelada.
  • Al envasar la mermelada en los frascos, asegúrate de llenarlos hasta el borde y sellarlos herméticamente. Esto ayudará a mantener la mermelada fresca por más tiempo.
  • Una vez abierto el frasco, guárdalo en el refrigerador y consume la mermelada dentro de unas semanas para disfrutarla en su mejor estado.
  • Espero que estos consejos te ayuden a lograr una deliciosa mermelada de uva casera. ¡Disfruta de tu preparación!

Información nutricional

  • Calorias 280kcal
  • Carbohidratos 70g
  • Fibra 1g
  • Azucar: 60g
  • C Vitamin 1mg

Si deseas añadir un toque adicional a tu receta de mermelada de uva, puedes considerar agregar una pizca de canela. La canela complementará perfectamente el sabor dulce de la uva y añadirá una nota cálida y especiada a la mermelada. Simplemente agrega 1/2 cucharadita de canela molida al momento de cocinar las uvas y el azúcar, y mézclalo bien. La canela se mezclará con los sabores de la uva y realzará el perfil de sabor de tu mermelada casera. ¡Disfruta de este toque adicional de sabor!

mermelada de uvas
mermelada de uvas

La salud y los beneficios de disfrutar la mermelada de uva

La mermelada de uva es un verdadero placer para los amantes de los sabores dulces y frutales. Además de ser deliciosa, esta mermelada casera puede ofrecer beneficios significativos para nuestra salud. La combinación de uvas y otros ingredientes naturales nos brinda una opción nutritiva que puede ser disfrutada en diferentes momentos del día. En este ensayo, exploraremos los aspectos positivos que la mermelada de uva puede aportar a nuestra salud.

Valores nutricionales:

La mermelada de uva, al estar hecha con uvas naturales, conserva muchas de las propiedades nutricionales de la fruta original. Las uvas son una excelente fuente de antioxidantes, como los polifenoles y las antocianinas, que ayudan a proteger nuestro cuerpo contra los radicales libres y a fortalecer nuestro sistema inmunológico. Además, las uvas contienen vitaminas esenciales, como la vitamina C y algunas del complejo B, así como minerales como el potasio. Estos nutrientes se mantienen en la mermelada de uva, lo que la convierte en una opción saludable para añadir a nuestra dieta.

Fibra dietética

La mermelada de uva también puede ser una fuente de fibra dietética, dependiendo de cómo se prepare. La fibra es fundamental para mantener una digestión saludable y regular, así como para controlar los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. Al utilizar uvas enteras o mantener parte de la pulpa en la mermelada, podemos beneficiarnos de la fibra que ofrece esta fruta, lo que contribuye a una alimentación equilibrada.

Reducción de azúcar

Si bien la mermelada de uva tradicional contiene azúcar, existen opciones disponibles que reducen o incluso eliminan el azúcar agregado. Al hacer nuestra propia mermelada de uva en casa, podemos controlar la cantidad de azúcar que añadimos, o incluso utilizar alternativas más saludables como la stevia o el jarabe de agave. Esto nos permite disfrutar del sabor dulce de la mermelada de uva sin preocuparnos por un consumo excesivo de azúcar

Conclusion

La mermelada de uva, cuando se prepara de manera adecuada y se consume con moderación, puede ser una adición saludable a nuestra dieta. Al aprovechar los beneficios nutricionales de las uvas, como los antioxidantes y la fibra, y controlar el contenido de azúcar, podemos disfrutar de una mermelada sabrosa que también nos brinda nutrientes esenciales. Así que, la próxima vez que desees endulzar tus comidas o meriendas, considera la opción de la mermelada de uva casera y aprovecha sus beneficios para una vida más saludable y placentera.


¡Únete a nuestra comunidad en las redes sociales! Síguenos en Instagram y Facebook para descubrir más recetas deliciosas, consejos útiles y contenido inspirador. Mantente al tanto de nuestras últimas actualizaciones, comparte tus creaciones y conéctate con otros amantes de la cocina. ¡Te esperamos para compartir juntos el placer de la gastronomía!

Quiza te pueda gustar: Cordon Bleu

Credito imagenes: Freepik