Como hacer kimchi copia
Como hacer kimchi copia

Receta auténtica de Kimchi coreano: un deleite sabroso y picante

5.0 de 1 Voto

Receta casera de Kimchi. Esta fermentación de col china, rábano daikon, zanahorias y una mezcla de condimentos ofrece una explosión de sabores que deleitará tus sentidos. Desde el picante del chile rojo hasta el toque fresco del jengibre y el ajo, cada bocado de este kimchi casero es una experiencia deliciosa.

Sigue nuestros sencillos pasos y sorprende a tu paladar con este clásico de la cocina coreana, perfecto para acompañar tus platos favoritos o como ingrediente estelar en nuevas creaciones culinarias. ¡Prepárate para descubrir el auténtico sabor del kimchi hecho en casa!


Como preparar Kimchi

Como preparar Kimchi

Descubre cómo hacer kimchi casero con nuestra receta paso a paso. El kimchi, un plato emblemático de la cocina coreana, es una deliciosa mezcla de col china, rábano daikon, zanahorias y condimentos fermentados que ofrecen un sabor único y picante. Con nuestra receta fácil de seguir, podrás crear tu propio kimchi en casa y disfrutarlo como acompañamiento o ingrediente principal en una variedad de platos. ¡Atrévete a explorar los sabores vibrantes de la cocina coreana con nuestro tutorial de kimchi!

Curso RecetaCocina VeterarianaDificultad Fácil
Cantidad

Litros
Fermentación

19

hours 
preparacíon

2

hours 
Calorias

23

kcal

Ingredientes

  • 1 col china grande (aproximadamente 1.5 kg)

  • 1 taza de sal marina

  • 1 taza de agua

  • 1 rábano daikon grande, pelado y cortado en tiras finas

  • 4 zanahorias medianas, peladas y cortadas en tiras finas

  • 6 cebolletas, cortadas en trozos de 2-3 pulgadas

  • 1 taza de cebolleta picada

  • 1/2 taza de ajo picado

  • 1/4 taza de jengibre fresco rallado

  • 1/2 taza de copos de chile rojo (ají coreano)

  • 1/4 taza de salsa de pescado (opcional, para un sabor más auténtico)

  • 2 cucharadas de azúcar (opcional, para equilibrar la acidez)

  • 1 taza de agua (si es necesario)

Instrucciones

  • Corta la col china en trozos de aproximadamente 2 pulgadas y colócalos en un recipiente grande. Mezcla la sal marina con el agua y vierte sobre la col china. Deja reposar durante 1-2 horas, volteándola ocasionalmente para asegurarte de que toda la col esté salada por igual. Luego enjuaga la col varias veces para quitar el exceso de sal y escúrrela bien.
  • En un tazón grande, mezcla el rábano daikon, las zanahorias, las cebolletas y la cebolleta picada.
  • En otro tazón, mezcla el ajo picado, el jengibre rallado, los copos de chile rojo, la salsa de pescado (si estás usando) y el azúcar (si estás usando). Mezcla bien estos ingredientes para hacer la pasta de condimento.
  • Agrega la pasta de condimento a las verduras y mézclalo todo muy bien, asegurándote de que las verduras estén completamente cubiertas con la pasta de condimento.
  • Transfiere el kimchi a frascos de vidrio limpios y esterilizados, presionando hacia abajo para eliminar cualquier espacio de aire. Si es necesario, agrega un poco de agua para asegurarte de que las verduras estén completamente cubiertas.
  • Tapa los frascos y deja fermentar a temperatura ambiente durante 1-2 días. Después de ese tiempo, prueba el kimchi. Si está a tu gusto, refrigéralo para detener el proceso de fermentación. Si prefieres un sabor más ácido, déjalo fermentar por un par de días más antes de refrigerarlo.
  • ¡Y eso es todo! Ahora tienes tu propio kimchi casero para disfrutar como acompañamiento o en una variedad de platos coreanos. Recuerda que el kimchi seguirá fermentando lentamente en el refrigerador, así que consúmelo dentro de unas pocas semanas para disfrutarlo en su mejor momento.

Utensilios

  • recipiente madera vacio aislado sobre fondo blanco 123827 19393Recipiente Grande
  • cuchillos sobre tabla cortarTabla y Cuchillo

Notas

  • Calidad de los ingredientes: Utiliza ingredientes frescos y de buena calidad para obtener el mejor sabor en tu kimchi. La frescura de los vegetales y la calidad de los condimentos influirán en el resultado final.
  • Proporciones de sal: Ajusta la cantidad de sal según tus preferencias personales, pero recuerda que la sal es importante para el proceso de fermentación y la preservación del kimchi. Demasiada sal puede hacer que el kimchi sea demasiado salado, así que asegúrate de enjuagar bien la col después de salarla para eliminar el exceso.
  • Fermentación: La fermentación es clave para desarrollar el sabor característico del kimchi. Deja fermentar el kimchi a temperatura ambiente durante al menos 1-2 días antes de refrigerarlo. Esto permitirá que los sabores se desarrollen y se intensifiquen.
  • Control de la fermentación: Durante el proceso de fermentación, es importante controlar la actividad microbiana para evitar la sobrefermentación. Abre los frascos de kimchi periódicamente para liberar el gas acumulado y asegurarte de que el kimchi no se vuelva demasiado ácido o agrio.
  • Almacenamiento: Una vez que el kimchi esté fermentado según tu gusto, refrigéralo para detener el proceso de fermentación y mantener su frescura. El kimchi seguirá fermentando lentamente en el refrigerador, así que consúmelo dentro de unas pocas semanas para disfrutarlo en su mejor momento.
  • Experimenta: No tengas miedo de experimentar con diferentes ingredientes y proporciones para crear tu propio kimchi único. Puedes agregar ingredientes como manzanas, peras o mariscos para darle un toque especial a tu receta de kimchi.

Información nutricional

  • Calorias 23kcal
  • Carbohidratos 4g
  • Proteina: 1g
  • Grasas 0.5g
  • Grasa Saturada: 0.1g
  • Fibra 2g
  • Azucar: 1g
kimchi emplatado
kimchi emplatado

Kimchi y los beneficios para la salud

La receta de kimchi, al ser un alimento fermentado hecho principalmente de vegetales como la col china y el rábano daikon, ofrece una serie de beneficios para la salud. Algunos de estos beneficios pueden incluir:

  1. Probióticos: El kimchi es una excelente fuente de probióticos, que son bacterias beneficiosas que pueden ayudar a mantener un equilibrio saludable de microorganismos en el intestino. Esto puede mejorar la salud digestiva y fortalecer el sistema inmunológico.
  2. Fibra: Los vegetales utilizados en la receta de kimchi, como la col china y las zanahorias, son ricos en fibra dietética. La fibra es importante para la salud digestiva y puede ayudar a prevenir el estreñimiento, promover la regularidad intestinal y apoyar la salud del corazón.
  3. Vitaminas y minerales: El kimchi puede ser una buena fuente de vitaminas y minerales, dependiendo de los ingredientes utilizados en la receta. Por ejemplo, la col china es rica en vitamina C, vitamina K y ácido fólico, mientras que el rábano daikon puede proporcionar vitamina C y potasio.
  4. Antioxidantes: Algunos de los ingredientes utilizados en la receta de kimchi, como el ajo y el jengibre, son conocidos por sus propiedades antioxidantes. Los antioxidantes pueden ayudar a proteger las células del cuerpo contra el daño causado por los radicales libres, lo que puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas y cáncer.
  5. Bajo en calorías: El kimchi es relativamente bajo en calorías, lo que lo convierte en una opción saludable para aquellos que desean controlar su ingesta calórica mientras disfrutan de un alimento sabroso y nutritivo.

En general, el kimchi es un alimento versátil y nutritivo que puede beneficiar la salud de diversas formas cuando se incorpora en una dieta equilibrada y variada.

Kimchi receta
Kimchi copia

Historia del Kimchi

El kimchi es un plato tradicional coreano que tiene una historia rica y larga que se remonta a siglos atrás. Aquí te doy una breve historia de esta icónica receta:

  1. Orígenes Antiguos: Aunque la historia exacta del kimchi es difícil de rastrear debido a la falta de registros escritos, se cree que sus orígenes se remontan a hace más de 2000 años en la península de Corea. Los coreanos antiguos encontraron una manera de fermentar y preservar vegetales, como la col china, para consumir durante los largos y duros inviernos.
  2. Fermentación como Método de Conservación: El kimchi se desarrolló como una forma de conservar los vegetales durante largos períodos sin refrigeración. La fermentación natural permitía que los vegetales se conservaran durante meses, lo que era crucial en una sociedad agrícola donde las cosechas frescas estaban disponibles solo durante ciertas épocas del año.
  3. Variedades Regionales: Con el tiempo, el kimchi se diversificó en diferentes variedades regionales en toda Corea. Cada región desarrolló su propia versión única de kimchi, utilizando ingredientes locales y métodos de preparación específicos.
  4. Importancia Cultural: El kimchi no solo era un alimento básico en la dieta coreana, sino que también tenía una gran importancia cultural y social. Era parte de las celebraciones y rituales tradicionales, y se consideraba una habilidad culinaria esencial para las mujeres jóvenes que se preparaban para el matrimonio.
  5. Difusión Global: Con el tiempo, el kimchi se ha vuelto popular en todo el mundo debido a su delicioso sabor único y sus presuntos beneficios para la salud. Ha ganado reconocimiento internacional como un alimento fermentado probiótico que promueve la salud digestiva y fortalece el sistema inmunológico.

Hoy en día, el kimchi sigue siendo una parte integral de la cocina coreana y ha ganado seguidores en todo el mundo. Se sirve como acompañamiento en una variedad de platos coreanos tradicionales y también se incorpora en platos modernos y fusionados, demostrando su versatilidad y perdurabilidad a lo largo del tiempo.

Quiza te pueda gustar: Ensalada de Frutos Rojos

Credito imagenes: Freepiks