Bondiola de cerdo al horno
Bondiola de cerdo al horno

Bondiola de Cerdo al Horno: Una Receta Sabrosa y Jugosa para Compartir

4.9 de 7 Vote

La bondiola de cerdo al horno es un plato exquisito y jugoso que resalta los sabores naturales de la carne de cerdo.

La bondiola, también conocida como paleta de cerdo, es un corte tierno y suculento que se cocina lentamente en el horno para lograr una textura suave y un sabor increíble.


    Bondiola de cerdo al horno

    Bondiola de cerdo al horno

    En esta receta, la bondiola se marina en una mezcla de mostaza Dijon, miel, salsa de soja, ajo y jugo de limón. Esta marinada le aporta un equilibrio perfecto entre lo salado, lo dulce y lo ácido, realzando los sabores de la carne y brindando una capa de glaseado deliciosa en la superficie.

    Curso RecetaCocina CarnesDificultad Fácil
    Cantidad

    8

    Porciones
    Preparación

    20

    minutos
    Cocción

    2

    hours 

    20

    minutos
    Calories

    300

    kcal

    Ingredientes

    • 2 Kg Bondiola de cerdo (1,5-2 kg)

    • 4 Dientes Ajo picados

    • 2 Cucharadas Mostaza Dijon

    • 2 Cucharadas Miel

    • 2 Cucharadas Salsa de soja

    • 2 Cucharadas Aceite de oliva

    • 1 Chorrito Jugo de 1 limón

    • 1 Pizca Sal y pimienta al gusto

    Instrucciones

    • Precalienta el horno a 180°C (350°F).
    • En un tazón pequeño, mezcla el ajo picado, la mostaza Dijon, la miel, la salsa de soja, el aceite de oliva y el jugo de limón. Agrega sal y pimienta al gusto.Ingredientes Bondiola de Cerdo al Horno
    • Coloca la bondiola de cerdo en una bandeja para hornear y úntala con la mezcla que preparaste en el paso anterior. Asegúrate de cubrir toda la superficie de la carne con la marinada.Bondiola de Cerdo al Horno
    • Cubre la bandeja con papel de aluminio y lleva la bondiola al horno precalentado. Cocina durante aproximadamente 2 horas.
    • Después de 2 horas, retira el papel de aluminio y continúa horneando la bondiola durante 30 minutos adicionales o hasta que la superficie esté dorada y caramelizada.
    • Una vez que esté lista, saca la bondiola del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla en rodajas.
    • Sirve la bondiola de cerdo al horno acompañada de tus guarniciones favoritas, como puré de papas, ensalada o verduras asadas.Bondiola de Cerdo al Horno en Rodajas

    Bondiola de cerdo en rodajas

    Notas

    • Elige una bondiola de cerdo de buena calidad: Opta por una bondiola fresca y de buena procedencia. Esto asegurará un sabor y textura óptimos en el plato final.
    • Marinada: Asegúrate de marinar la bondiola durante al menos 1 hora antes de cocinarla. Esto permitirá que los sabores penetren en la carne y la hagan más sabrosa. Si puedes, marinarla durante la noche para obtener mejores resultados.
    • Temperatura del horno: Ajusta la temperatura del horno a 180°C (350°F) para una cocción uniforme y suave. Esto permitirá que la carne se cocine de manera pareja y conserve su jugosidad.
    • Termómetro de cocina: Utiliza un termómetro de cocina para verificar la cocción interna de la bondiola. Inserta el termómetro en la parte más gruesa de la carne y asegúrate de que la temperatura interna alcance los 63-65°C (145-150°F) para una cocción perfecta.
    • Glaseado adicional: Si deseas un glaseado extra en la bondiola, puedes retirar el papel de aluminio durante los últimos 15-20 minutos de cocción y cepillarla con más marinada. Esto creará una capa caramelizada y deliciosa en la superficie.
    • Reposo antes de cortar: Después de retirar la bondiola del horno, déjala reposar durante unos minutos antes de cortarla. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan y mantendrá la carne jugosa.
    • Cortar en rodajas finas: Al cortar la bondiola, utiliza un cuchillo afilado y realiza rebanadas finas. Esto permitirá que cada porción tenga una textura suave y se mantenga jugosa.
    • Acompañamientos: Sirve la bondiola de cerdo al horno con tus acompañamientos favoritos, como puré de papas, ensalada fresca, vegetales asados o una salsa de tu elección. Estos complementos agregarán variedad y sabor al plato.
    bondiola de cerdo

    Bondiola de cerdo al horno y los beneficios para la salud

    La bondiola de cerdo al horno, preparada de manera adecuada y consumida con moderación, puede ofrecer varios beneficios para la salud. Aquí tienes algunos de ellos:

    1. Fuente de proteínas: Esta receta es una excelente fuente de proteínas, esenciales para la reparación y el crecimiento de los tejidos, la formación de enzimas y hormonas, y el fortalecimiento del sistema inmunológico.
    2. Vitaminas y minerales: La carne de cerdo, incluida la bondiola, contiene una variedad de vitaminas y minerales esenciales, como hierro, zinc, fósforo, potasio, vitaminas B6 y B12. Estos nutrientes desempeñan un papel importante en el funcionamiento adecuado del organismo y contribuyen al mantenimiento de una salud óptima
    3. Energía y saciedad: La bondiola de cerdo es relativamente alta en calorías y grasas saludables, lo que la convierte en una buena fuente de energía. Su contenido proteico y graso puede ayudar a promover la saciedad, lo que puede contribuir a controlar el apetito y evitar el exceso de consumo de alimentos.
    4. Nutrición muscular: La bondiola de cerdo contiene aminoácidos esenciales necesarios para el desarrollo y mantenimiento de los músculos. Por lo tanto, puede ser beneficioso para las personas que buscan aumentar su masa muscular o mantener una musculatura saludable.
    5. Hierro hemo: La carne de cerdo, incluida la bondiola, proporciona hierro en forma de hierro hemo, el cual el cuerpo absorbe más fácilmente en comparación con el hierro no hemo presente en las fuentes vegetales. El hierro es necesario para formar glóbulos rojos y transportar oxígeno en el cuerpo

    Sin embargo, es importante tener en cuenta que la bondiola de cerdo también puede contener niveles significativos de grasas saturadas y colesterol. Por lo tanto, se recomienda consumirla con moderación y como parte de una dieta equilibrada.

    bondiola
    bondiola

    Historia de la bondiola de cerdo

    La historia de la bondiola de cerdo se remonta a tiempos ancestrales, donde el cerdo era uno de los animales más importantes en la alimentación humana debido a su versatilidad y su capacidad de adaptarse a diversos métodos de cocción. La bondiola, específicamente, ha sido valorada por su excelente combinación de sabor y textura desde tiempos inmemoriales.

    Se cree que el origen de la bondiola de cerdo se encuentra en las prácticas de la matanza del cerdo, una tradición que ha existido en muchas culturas alrededor del mundo desde tiempos antiguos. Durante estos rituales de matanza, se sacrificaba un cerdo y se aprovechaba cada parte del animal para su consumo, evitando cualquier desperdicio. La bondiola, ubicada en la parte del cuello y los hombros del cerdo, era una de las piezas más apreciadas por su terneza y sabor.

    A lo largo de la historia, la bondiola de cerdo ha sido un componente importante de la gastronomía en diversas culturas. En la cocina europea, por ejemplo, se la utilizaba ampliamente en platos tradicionales como el asado de cerdo o el estofado. Con el tiempo, diferentes regiones desarrollaron sus propias técnicas y recetas para resaltar las cualidades únicas de la bondiola.

    Con la llegada de la era moderna, la bondiola de cerdo continuó siendo un elemento central en la gastronomía, adaptándose a las tendencias culinarias y a las preferencias locales. Hoy en día, se la encuentra en una amplia variedad de platos de diferentes partes del mundo, desde recetas clásicas hasta creaciones innovadoras de chefs contemporáneos.

    En resumen, la historia de la bondiola de cerdo es una narrativa rica y diversa que refleja la importancia cultural y culinaria de este corte de carne a lo largo del tiempo. Su popularidad perdura hasta nuestros días, demostrando que su irresistible sabor y suculenta textura continúan conquistando los corazones y los paladares de las personas en todo el mundo.

    Quiza te pueda gustar: Lasagna de calabaza y berenjena

    Credito imagenes: Freepik