salsa de ajo
salsa de ajo

Salsa de ajo

La salsa de ajo al estilo Qbano es una salsa cremosa y sabrosa que se utiliza especialmente en Sandwish. Es conocida por su sabor intenso a ajo y su textura suave y cremosa. Esta salsa se puede utilizar como aderezo, acompañamiento para carnes o como salsa para mojar. Su preparación es sencilla y es una adición deliciosa para realzar el sabor de diversos platos.


salsa ajo

Receta de Salsa de ajo

3.0 de 2 Vote

Según TheKitchenBrothers, en Tik Tok la salsa de ajo al estilo Qbano es una salsa cremosa con un sabor identico al original. Se utiliza como aderezo o acompañamiento para Sandwish. en la ciudad de Cali en Colombia, esta salsa es muy popular. Esta salsa está hecha para preparar una taza.

Curso RecetaCocina SalsasDificultad Fácil
Cantidad

1

Taza
Preparación

15

minutos
Cocción

0

minutes
Calorias

150

kcal

Ingredientes

  • 6 dientes de Ajo

  • 1/2 taza de Aceite vegetal

  • 1/4 taza de Leche

  • 2 cucharadas de Vinagre blanco

  • Pan blanco al gusto para espesar

  • Sal al gusto

  • 1/4 cubo de Caldo de pollo en pasta (opcional)

  • 4 yemas de huevo

  • 1/4 cucharadita de oregano en polvo

Instrucciones

  • En un recipiente pequeño, remojar la rebanada de pan blanco en la leche durante unos minutos hasta que esté suave y bien empapado.
  • Pelar los dientes de ajo.
  • En una licuadora o procesadora de alimentos, colocar los ajos, el pan remojado en leche, las yemas, el aceite vegetal, el vinagre blanco, una pizca de sal y, si lo deseas, una pizca de caldo de pollo en pasta para realzar el sabor. (El pan ayuda en la consistencia del espesor)
  • Procesar todo a alta velocidad hasta obtener una mezcla suave y homogénea. La consistencia debe ser similar a una mayonesa ligera.
  • Probar la salsa y ajustar la sal si es necesario.Transferir la salsa de ajo a un frasco o recipiente hermético y refrigerar durante al menos una hora antes de servir. Esto permitirá que los sabores se desarrollen y se mezclen correctamente.
  • Transferir la salsa de ajo a un frasco o recipiente hermético y refrigerar durante al menos una hora antes de servir. Esto permitirá que los sabores se desarrollen y se mezclen correctamente.

Notas

  • Utiliza ajos frescos y de buena calidad para obtener un sabor más pronunciado y auténtico.
  • Si deseas un sabor más suave de ajo, puedes reducir la cantidad de ajos utilizados en la receta.
  • Remoja el pan en leche hasta que esté bien empapado para lograr una textura suave y cremosa en la salsa.
  • Asegúrate de procesar bien los ingredientes en una licuadora o procesadora de alimentos para obtener una salsa homogénea y sin grumos.
  • Si prefieres una salsa más líquida, puedes agregar un poco más de leche para ajustar la consistencia a tu gusto.
  • Prueba la salsa antes de refrigerarla y ajusta la cantidad de sal según tus preferencias personales.
  • Deja que la salsa repose en el refrigerador durante al menos una hora antes de servirla. Esto permitirá que los sabores se mezclen y se intensifiquen.

Información nutricional

  • Calorias 150kcal
  • Carbohidratos 6g
  • Proteina: 2g
  • Grasas 15g
Salsa de ajo
Salsa de ajo

La salsa de ajo y los beneficios para la salud

La salsa de ajo puede tener algunos beneficios para la salud debido a sus ingredientes principales, como el ajo. Aquí hay algunos posibles beneficios asociados:

  1. Propiedades antibacterianas y antivirales: El ajo contiene compuestos activos que pueden ayudar a combatir bacterias y virus, lo que podría fortalecer el sistema inmunológico y ayudar a prevenir enfermedades.
  2. Potencial efecto antiinflamatorio: Se ha sugerido que el ajo puede tener propiedades antiinflamatorias, lo que podría ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y proteger contra enfermedades crónicas relacionadas con la inflamación.
  3. Mejora de la salud cardiovascular: Algunos estudios indican que el ajo puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y presión arterial, lo que podría tener un efecto positivo en la salud del corazón y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  4. Antioxidantes: El ajo contiene antioxidantes que pueden ayudar a combatir el estrés oxidativo y proteger a las células del daño causado por los radicales libres, lo que podría contribuir a la salud general y el envejecimiento saludable.
  5. Potencial efecto anticancerígeno: Algunas investigaciones sugieren que el ajo podría tener propiedades anticancerígenas y ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer, aunque se necesitan más estudios para confirmar estos efectos.

Es importante tener en cuenta que estos beneficios potenciales se refieren al ajo, que es uno de los ingredientes principales de la salsa. Sin embargo, los beneficios específicos de la salsa de ajo al estilo qbano pueden variar según los otros ingredientes utilizados en la receta. Además, es fundamental mantener una alimentación equilibrada y variada para obtener todos los nutrientes necesarios para una buena salud.

Historia de la salsa de ajo

La salsa de ajo es una preparación culinaria que se encuentra en diversas culturas culinarias en todo el mundo. La historia de la salsa de ajo se remonta a miles de años atrás, ya que el ajo ha sido un ingrediente fundamental en la cocina de muchas civilizaciones antiguas.

El ajo se ha utilizado no solo por su sabor distintivo, sino también por sus propiedades medicinales y conservantes. Se sabe que antiguas civilizaciones como los egipcios, los griegos y los romanos lo empleaban tanto en la cocina como con fines medicinales.

La salsa de ajo en su forma moderna puede variar dependiendo de la región y de la receta específica. Sin embargo, una receta básica de salsa de ajo suele incluir ajo picado finamente, aceite de oliva, sal y a veces vinagre o jugo de limón. La mezcla de estos ingredientes crea una salsa cremosa con un sabor intenso a ajo que puede ser utilizado como aderezo, condimento o acompañamiento para una variedad de platos.

En la cocina mediterránea, la salsa de ajo es comúnmente conocida como “alioli” o “aioli”, y a menudo se sirve con mariscos, pescados, carnes a la parrilla o verduras. En la cocina latina, se conoce como “salsa de ajo” y se utiliza en platos como las famosas “papas aliñás” en España o como acompañamiento para las “parrilladas” en América Latina. Además, la salsa de ajo también se ha popularizado en la cocina estadounidense, especialmente como acompañamiento para platos como pollo a la parrilla, papas fritas o sándwiches.

En resumen, la salsa de ajo es un condimento versátil y delicioso que ha sido apreciado y utilizado en la cocina durante siglos, y sigue siendo una parte importante de muchas tradiciones culinarias en todo el mundo.

Quiza te pueda gustar Trufas de chocolate

Credito imagenes: Freepik