tostadas de aguacate y huevo 2
tostadas de aguacate y huevo 2

Tostadas de aguacate y huevo

Las tostadas de aguacate y huevo son una opción deliciosa y nutritiva para el desayuno o incluso para una cena ligera. Esta receta combina el sabor cremoso del aguacate con la textura crujiente de la tostada y la suavidad del huevo para crear un platillo que satisfará tanto a los amantes del aguacate como a los fanáticos de los huevos.


tostadas de aguacate y huevo 2

Tostadas de aguacate y huevo

5.0 de 1 Voto

Las tostadas de aguacate y huevo son un platillo que consiste en una base de pan tostado, generalmente rebanadas de pan integral o pan de centeno, cubierto con aguacate aplastado y huevo cocido o frito

Curso RecetaCocina DesayunosDificultad Fácil
Cantidad

4

Porciones
Preparación

7

minutos
Cocción

13

minutos
Calorias

240

kcal

Ingredientes

  • 4 Und Rebanadas de pan de tostada

  • 2 Und Aguacate maduro

  • 4 Und Huevos

  • 1/2 Taza Cilantro pcado

  • 1/4 Taza Cebolla picada

  • 1 Und Limón

  • 1 Pizca Sal y limón al gusto

  • 1 Chorrito Aceite de oliva

Instrucciones

  • Precalienta el horno a 180°C.
  • Precalienta el horno a 180°C.
    Corta los aguacates por la mitad y retira el hueso. En un tazón mediano, tritura la pulpa de los aguacates con un tenedor hasta que quede cremosa. Agrega el cilantro, la cebolla, el tomate, el jugo de limón, la sal y la pimienta, y mezcla todo bien.
  • En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. Agrega los huevos y fríelos durante 2-3 minutos hasta que las claras estén cocidas pero las yemas todavía estén líquidas.
  • Tuesta las rebanadas de pan en el horno durante 5-7 minutos hasta que estén doradas y crujientes.
  • Para armar las tostadas, coloca una cucharada generosa de la mezcla de aguacate en cada rebanada de pan tostado. Coloca un huevo frito encima de cada tostada y espolvorea con sal y pimienta al gusto.
  • Sirve caliente y disfruta.
tostadas de aguacate y huevo
tostadas de aguacate y huevo

Comer tostadas de agaucate y huevo y los beneficios para la salud:

  1. Rico en grasas saludables: El aguacate es rico en grasas monoinsaturadas, que pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol en la sangre y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  2. Fuente de proteínas: El huevo es una excelente fuente de proteínas de alta calidad, lo que puede ayudar a mantener la masa muscular, reparar los tejidos y mejorar la salud ósea.
  3. Rico en fibra: Las tortillas de maíz o de pan integral son ricas en fibra, lo que puede ayudar a mejorar la digestión, reducir los niveles de azúcar en la sangre y mantener una sensación de saciedad por más tiempo.
  4. Fuente de vitaminas y minerales: El aguacate y el huevo son ricos en una variedad de vitaminas y minerales esenciales para la salud, como vitamina E, vitamina K, potasio y hierro.

Esta receta es muy versátil y se puede personalizar según tus gustos. Si prefieres los huevos escalfados en lugar de fritos, puedes cambiar la preparación de los huevos. También puedes agregar otros ingredientes como tocino, queso, jalapeños o cualquier otro ingrediente que te guste.

En resumen, esta receta es una excelente opción para un desayuno o cena saludable y delicioso. Con esta receta, podrás impresionar a tus amigos y familiares con una comida fácil de preparar pero llena de sabor. ¡A disfrutar!

Quiza te pueda gustar: Salsa inglesa

Credito imagenes: Freepik

Para hacer el pan para las tostadas de aguacate y huevo

Para hacer pan tajado, necesitarás seguir estos pasos básicos para hacer pan en general y luego cortarlo en rebanadas:

Ingredientes:

  • Harina de trigo: 500 gramos
  • Agua tibia: 300 mililitros
  • Levadura seca activa: 7 gramos (o levadura fresca, sigue las instrucciones del paquete)
  • Sal: 10 gramos
  • Azúcar: 10 gramos (opcional, para mejorar el sabor)
  • Aceite de oliva: 30 mililitros (opcional, para darle una textura más suave)

Instrucciones:

  1. Preparación de la masa:
    • En un recipiente grande, mezcla la harina y la sal.
    • En un tazón aparte, disuelve la levadura en el agua tibia. Si estás usando levadura fresca, desmenúzala y mézclala directamente con el agua.
    • Agrega la mezcla de levadura al recipiente con la harina y sal. También puedes agregar el azúcar y el aceite de oliva en este paso, si lo deseas.
    • Mezcla todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea.
  2. Amasado:
    • Espolvorea un poco de harina sobre una superficie limpia y plana.
    • Transfiere la masa a esta superficie y comienza a amasarla.
    • Amasa durante unos 10-15 minutos hasta que la masa esté suave y elástica. Puedes agregar un poco más de harina si la masa está demasiado pegajosa.
    • Forma una bola con la masa y colócala en un recipiente ligeramente engrasado con aceite.
    • Cubre el recipiente con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que duplique su tamaño.
  3. Horneado:
    • Precalienta el horno a 200°C (390°F).
    • Una vez que la masa haya duplicado su tamaño, golpéala suavemente para desgasificarla.
    • Forma una hogaza con la masa y colócala en una bandeja para hornear previamente enharinada o cubierta con papel para hornear.
    • Haz unos cortes superficiales en la parte superior del pan con un cuchillo afilado para permitir que se expanda mientras se hornea.
    • Hornea el pan en el horno precalentado durante unos 30-35 minutos, o hasta que esté dorado y suene hueco al golpearlo en la parte inferior.
  4. Enfriamiento y corte:
    • Una vez que el pan esté horneado, retíralo del horno y déjalo enfriar en una rejilla durante al menos 15-20 minutos.
    • Una vez que el pan esté completamente frío, utiliza un cuchillo de pan afilado para cortarlo en rebanadas del grosor deseado.
    • ¡Disfruta de tu pan tajado!

Recuerda que el proceso de hacer pan puede variar ligeramente dependiendo de la receta específica y las preferencias personales.