Queso
Queso

Receta de queso fácil y deliciosa para preparar en casa

Prepárate para despertar tus sentidos y deleitar tu paladar con el incomparable sabor y la textura cremosa de un queso fresco hecho en casa. ¡No te pierdas esta experiencia única llena de sabor y creatividad!

Cómo preparar Queso

Cómo preparar Queso

¿Quieres aprender a hacer tu propio queso fresco en casa? ¡Estás en el lugar correcto! En esta sencilla guía paso a paso, te mostraré cómo preparar un delicioso queso fresco casero con ingredientes básicos que probablemente ya tengas en tu cocina. ¡No necesitas ser un experto en queso para disfrutar de esta receta!

Curso RecetaCocina LacteosDificultad Fácil
Cantidad

Porciones
Preparación

15

minutos
Reposo

20

minutos
Total time

0

minutes

Ingredientes

  • 2 litros de leche entera fresca

  • 1/4 taza de jugo de limón recién exprimido
    Sal al gusto (opcional)

Instrucciones

  • Calienta la leche: En una olla grande, vierte los 2 litros de leche entera fresca y caliéntala a fuego medio. Es importante no dejar que hierva, simplemente caliéntala hasta que esté tibia, alrededor de 85°C (185°F).
  • Agrega el jugo de limón: Una vez que la leche esté tibia, retira la olla del fuego y agrega lentamente el jugo de limón recién exprimido, revolviendo suavemente mientras lo haces. Notarás que la leche comenzará a separarse en cuajada (parte sólida) y suero (parte líquida).
  • Deja reposar: Después de agregar el jugo de limón, deja la mezcla reposar durante unos 10-15 minutos. Durante este tiempo, la cuajada se separará completamente del suero.
  • Cuela la cuajada: Coloca un colador grande sobre un recipiente y cubre el colador con una gasa o paño limpio. Vierte la mezcla de leche y limón en el colador para separar la cuajada del suero. Deja que escurra durante unos 10-15 minutos.
  • Da forma al queso: Después de escurrir, puedes salar la cuajada al gusto si lo deseas. Luego, envuelve la cuajada en la gasa y presiona suavemente para moldearla en una forma redonda o cuadrada, según tu preferencia.
  • Refrigera y disfruta: Una vez que hayas dado forma al queso, refrigéralo durante al menos 1 hora para que se asiente y adquiera una textura más firme. ¡Y listo! Ya puedes disfrutar de tu queso fresco casero en ensaladas, sándwiches o simplemente solo.
  • Conclusión: Hacer queso fresco casero es una experiencia gratificante y sorprendentemente sencilla. Con solo unos pocos ingredientes básicos y un poco de paciencia, puedes disfrutar de un queso delicioso y fresco en la comodidad de tu hogar. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tus amigos y familiares con tu talento quesero!

Notas

  • Usa leche fresca de alta calidad: Para obtener los mejores resultados, utiliza leche fresca entera de alta calidad. La frescura y la calidad de la leche afectarán directamente el sabor y la textura final del queso fresco.
  • Ajusta la acidez según tu preferencia: El jugo de limón se utiliza para cuajar la leche y separarla en cuajada y suero. Puedes ajustar la cantidad de jugo de limón según tu preferencia de acidez en el queso.
  • No dejes que la leche hierva: Es importante calentar la leche solo hasta que esté tibia, alrededor de 85°C (185°F). Evita que hierva, ya que esto puede afectar la textura final del queso.
  • Utiliza un termómetro: Si tienes un termómetro de cocina, úsalo para controlar la temperatura de la leche. Mantenerla dentro del rango adecuado garantizará una buena formación de cuajada.
  • Sé paciente durante el escurrimiento: Permite que la cuajada escurra completamente para eliminar el exceso de suero. No te apresures en este paso, ya que una cuajada bien escurrida dará como resultado un queso fresco más firme.
  • Experimenta con sabores: Una vez que te sientas cómodo con la receta básica, ¡no dudes en experimentar! Puedes agregar hierbas frescas, especias o incluso ralladura de limón para darle sabor al queso fresco.
  • Almacena adecuadamente: Una vez refrigerado, el queso fresco casero se mantendrá fresco durante varios días en un recipiente hermético en el refrigerador. Asegúrate de guardarlo correctamente para mantener su frescura y sabor.

Información nutricional

  • Calorias 250kcal
  • Carbohidratos 3g
  • Proteina: 18g
  • Grasas 18g
  • Grasa Saturada: 11g
  • Cholesterol: 60mg
  • Sodium: 500mg
  • Azucar: 3g
Tabla de Queso
Tabla de Queso

El Queso y los beneficios para la salud

El queso fresco casero, al igual que otros productos lácteos, puede ofrecer una serie de beneficios para la salud cuando se consume con moderación como parte de una dieta equilibrada. Aquí hay algunos beneficios potenciales:

  1. Fuente de proteínas: El queso fresco es una buena fuente de proteínas de alta calidad, que son esenciales para la reparación y el crecimiento de tejidos en el cuerpo.
  2. Calcio: Es una excelente fuente de calcio, fundamental para la salud ósea y dental. El consumo regular de productos lácteos como el queso fresco puede ayudar a prevenir la osteoporosis y fortalecer los huesos.
  3. Vitaminas y minerales: El queso fresco contiene una variedad de vitaminas y minerales, incluyendo vitamina A, vitamina B12, fósforo y zinc, que son importantes para varias funciones corporales, como la función inmunológica y la salud de la piel.
  4. Salud cardiovascular: Aunque el queso fresco contiene grasas saturadas, consumirlo con moderación como parte de una dieta equilibrada puede formar parte de un estilo de vida saludable. Algunos estudios sugieren que los lácteos pueden tener un efecto neutro o incluso protector en la salud cardiovascular.
  5. Saciante: Debido a su contenido de proteínas y grasas, el queso fresco puede ayudar a aumentar la sensación de saciedad, lo que puede ser útil para controlar el apetito y mantener un peso saludable cuando se consume como parte de una dieta balanceada.

Es importante recordar que, como con cualquier alimento, la moderación es clave. El queso fresco casero puede ser parte de una dieta saludable, pero se debe consumir con moderación, especialmente para aquellos que están controlando la ingesta de calorías, grasas saturadas o sodio. Siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud o un dietista para obtener recomendaciones personalizadas sobre la dieta y la nutrición.

Queso que estira
Queso que estira

Historial del Queso

La elaboración de queso es una práctica que se remonta a miles de años atrás y tiene sus orígenes en diferentes culturas alrededor del mundo. Aunque la historia exacta de la receta de queso fresco casero puede variar según la región y la tradición culinaria específica, aquí hay una visión general de la historia detrás de la elaboración del queso:

  1. Orígenes antiguos: La producción de queso se cree que se originó hace más de 8000 años, cuando los primeros humanos comenzaron a domesticar animales y a utilizar la leche como fuente de alimento. Se dice que el queso fue descubierto por accidente cuando la leche almacenada en recipientes hechos de estómagos de animales comenzó a coagularse y formar cuajada debido a la acción de bacterias y enzimas presentes de forma natural.
  2. Desarrollo de técnicas: A lo largo de los siglos, diferentes culturas desarrollaron sus propias técnicas para elaborar queso, utilizando métodos de fermentación, coagulación y maduración. Estas técnicas se transmitieron de generación en generación y se adaptaron según los recursos disponibles en cada región, como los tipos de leche, los cultivos bacterianos y las condiciones climáticas.
  3. Diversidad de quesos: Con el tiempo, surgieron una amplia variedad de quesos en todo el mundo, cada uno con sus propias características distintivas en sabor, textura y aroma. Desde el queso fresco suave hasta los quesos duros y añejos, la diversidad de quesos refleja la riqueza de las tradiciones culinarias y la creatividad de las comunidades que los elaboran.
  4. El queso fresco casero: La receta de queso fresco casero es una de las formas más simples de hacer queso y ha sido practicada durante siglos en diferentes partes del mundo. Es una forma de aprovechar la leche fresca y producir un producto lácteo básico y delicioso que puede ser consumido de inmediato o utilizado como ingrediente en una variedad de platos.

En resumen, la historia de la receta de queso fresco casero es una historia de innovación, tradición y creatividad culinaria que ha evolucionado a lo largo de milenios y continúa siendo una parte importante de la cultura alimentaria en todo el mundo.


Quizá te pueda gustar: Cangrejo al Limón

Credito imagenes: Freepik